Avisar de contenido inadecuado

Relatos xxx: Sexo entre mi primo y yo

{
}

Este es un relato que quisiera compartir con ustedes, soy Mónica, una chica mexicana de 23 años y mi relato comienza remontándome cuando apenas era una niña de unos 8 años... tengo un primo que se llama Luis, el cual es un poco mayor que yo y desde esa edad existía cierta atracción entre nosotros y comenzamos a tratarnos y a realizar juegos normales de la edad, como darnos pequeños besos a escondidas, sin saber lo que esto significara o pudiera ocasionar. 

Nos quedábamos en simples besos, hasta que más o menos entramos ambos a la adolescencia y todos los cambios normales se fueron haciendo presentes, yo ya no era una niña, ya habían rasgos de una niña que se estaba convirtiendo en mujer y mi primo Luis, dejo de ser ese niño juguetón, con los años se puso mas guapo, la voz le cambio... y es aquí en donde no podíamos negar que no solo nos gustábamos, pero esto que sentíamos, teníamos que maquillarlo enfrente de nuestra familia, al hacerles creer que entre nosotros no había ni una minina señal de amistad, frente a ellos al parecer nos caíamos mal, no nos soportábamos, aunque calladamente ambos sabíamos que algo sentíamos...

En una noche que el vino de visita al DF, nos quedamos solos y comenzamos a platicar de cosas poco interesantes, hasta que el muy lentamente se fue aproximando a mi, intentando besarme, pero yo me sentí acorralada y me dio miedo... el me decía que recordara aquellos años en los que nuestros juegos de niños eran basados en besos, pero como era de esperarse yo se lo negué...

El tiempo paso, deje de verlo por algunos años y cuando me reencontré con el en una fiesta familiar, me tope con esa mirada que me cautivaba, que me derretía, yo no podía más, al ver a Luis convertido en todo un hombre, guapo, con muchos cambios en su aspecto físico, así que esta vez decidí no negarle nada si es que me decía y como yo no veía negación de su parte, decidí tomar la iniciativa y recordarle de una manera muy coqueta, aquellos años en los que compartíamos besos!

Luis de nuevo se aproximo hacia mi y sin decir mas me planto tremendo beso que me quito el aliento... yo me quede congelada ante esta situación, ya que las caricias iban subiendo de tono, nuestras manos se juntaban, nuestros cuerpos temblaban, fue una sensación inexplicable, porque esa noche además de besarnos a escondidas, experimente algo que jamás me había pasado, ya que en unos de los besos que nos dinos Luis me sujeto de las caderas y paso lentamente una de sus manos por entre mis piernas, esa caricia me prendió, me hizo sentir muchas cosas, cosas que en ese tiempo no sabía lo que era...

Nuestros encuentros se fueron convirtiendo cada vez más frecuentes y más subidos de tono, caricias, besos intensos, su mano rozando mis senos, tratando de averiguar el contenido de mi sostén, me mataba cada vez que hacia que mis pezones se erizaran, las mías tocando su pantalón, sintiendo como poco a poco se iba excitando, pero siempre haciéndolo a escondidas, en uno de esos tantos encuentros, después de habernos besado sin parar, me retire a dormir (Yo estaba de vacaciones en su casa y el cuarto que me asignaron quedaba al lado del de el) pero antes al sentirme excitaba me detuve en el baño y pude comprobar que esas caricias, esos besos causaban que me humedeciera, era tanto lo que lubricaba, tanto lo que sentía, tantas cosas que me imaginaba, todo lo rico que sentía... que estando frente al espejo, comencé a acariciar mi cuerpo, suavemente como el lo hacía, mis manos fueron recorriendo mi cuerpo, poco a poco iban bajando a mi entre pierna y esa noche fue la primera vez que sin saber lo que hacia me masturbaba pensando en el, me acaricie de una manera muy rica, solamente tocando con mis dedos mis labios y mi clítoris y sintiendo la humedad que el me causaba, me recargaba en el lavabo simulando la dureza que yo sentía a través de su pantalón e imaginándome como sería el sexo con el...

A la mañana siguiente el me contó que había hecho lo mismo que yo y que se moría de ganas de entrar a mi cuarto y hacerme el amor, pero que por el momento no se podía, ese comenzamos a platicar acerca del sexo entre nosotros y de allí tuvimos algunas oportunidades de acostarnos, pero yo sentía miedo... así que solo gozábamos con encuentros llenos de caricias (aún con ropa) y de besos muy pero muy intensos...

Nuestros lugares de placer, era su casa, su cuarto, su cocina, su carro, mi casa, mi cuarto, algún centro comercial, su trabajo... y cada vez nos excitábamos más y más, el fue quien despertó mi apetito sexual, el primero que hizo que sintiera un orgasmo sin tener relaciones.

 

fuente: http://www.todorelatos.com

{
}
{
}

Comentarios Relatos xxx: Sexo entre mi primo y yo

ami me paso algo parecido .... solo q era con mi prima!!!!!!!!!! y fue delicioso.... no me arrepiento ........sigo esperando el momento en q nos volvamos a encontrar....... ¬¬U
Hola soy Roxy, mi relato es de cuando era adolecente,esto transcurrió en mi pueblo natal cuando tenía solo 14años, hasta ese entonces solo había "jugado" con unos amiguitos y explorando con amiguitas, y la única penetración que había recibido era l a de mi de mi dedo y casualmente un salero de adorno que había encima del chipendal de mis viejos, la verdad la pasaba muy bien sola y acompañada..., ya a esa edad me habia provocado orgasmos de todo tipo, y no siempre acariciandome adelante, si no también buscando algo para meterme por atrás, eso me facinaba, no asaba un díaque no me mande algo a la cola, siempre fue lo primero que me se me exitó. Paso a contar el relato si mas preabulos, tenia 14 años e iba camino a ensayar con unos compañeros de banda musical la mayoria de entre veinte y ventipico de años, pero me llevaba muy bien igual, ademas era la única pianista preparada para tocar otros estilos de música que no se manejaban localmente, ese día era un ensayo cualquiera, despues del ensayo llovía, y me venia a buscar mi papá, sólo que al rato llamo diciendo que se le rompió la estanciera que tenía, y que me iria a buscar mi tío pero en una o dos horas, y como estaba oscuro lo espere ahi en la casa de Franco el guitarrista, todos los de la banda se habian ido menos Franco y el baterista Miguel , asi que nos quedamos charlando, hasta que en una de esas Miguel menciona haberme visto a escondidas en un valdío que solia ir con un compañero de la escuela a hacer cositas, yo me inquiete y le conteste con altura y gracia, ellos quedaron hablando del tema, de que era ya una mujer y que tendría que estar con hombres de verdad, asi fue que me puse colorada, pues los dos me gustaban..., en eso Miguel se hacerca y me da un beso de repente, yo lo saco y me quedo callada, el otra ez hace lo mismo, pero esta vez lo dejo, hasta que senti su lengua, para cuando lo queria quitar ya estaba Franco besandome el cuello, fue un instante en el que cai en el mas profundo estado de exitación, asi que le segui la corriente, y me deje hacer de todo!!! fue increíble, con el tiempo simpre me quedaba despues de los ensayos y se sumaron un par de amigos más, hasta organizaban reuniones para darme a mi nomás, yo la pasaba como nunca, sentir sus pitos rozar mi cara mis tetas, y cuando entraban uno por atrás y otro por adelante me volvia loca de placer, asi estuve hasta los 18 hasta que tuve novio y deje esa vida hasta los veintipico que la retome en la facultad, y ahora de mas grande ando sola y recordando esas experiencias, recordando los cuerpos los miembros el olor el sonido de gemidos, sus cara cuando acababan, recordando cuando no podía ni caminar de la cantidad de semen que me habían dejado en la cola,era litros ya que en una tarde me lo hacian varias veces y yo solo les dejaba acabar en la cola o la boca, me encantaba darme una sobredosis de leche! era algo único y espero volver a vivirlo algún día...
Roxana Lasala Roxana Lasala 28/06/2012 a las 23:34

Deja tu comentario Relatos xxx: Sexo entre mi primo y yo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre